miércoles, 15 de julio de 2015

PROYECTO ABIERTO: EL CASAR UN PUNTO EN EL CAMINO

El Casar. Un punto en el camino


Mª Teresa Palacios
Teresa Bartrina
Rosa Mª Puebla
José Palacio






Sendas

SENDA RU- 1. Mesones-Arroyo de la Galga

Recorrido: 6.60 Km
Tiempo para realizar el recorrido andando: dos horas
Dificultad: media

SENDA RE- 2. RU-2 Las Colinas-El Chaparral

Recorrido:
Tiempo para realizar el recorrido andando:
Dificultad:

¿QUIERES COLABORAR? NECESITAMOS TEXTOS Y FOTOGRAFÍAS PARA COMPLETAR ESTA GUÍA


Presentación

Campiña Verde fomenta el uso turístico responsable de los caminos naturales y vías pecuarias. La finalidad es dar respuesta a la demanda social de servicios turísticos y facilitar a la ciudadanía el acceso a una experiencia cultural, educativa y de contacto con la naturaleza, a través de una Red de Itinerarios Naturales.

Esta red entiende como prioritaria la promoción, valorización y el conocimiento de estos caminos entre la población, cuya ejecución contribuye al desarrollo sostenible del medio rural, reutilizando infraestructuras de transporte, vías pecuarias, caminos de sirga, caminos tradicionales en desuso, o abriendo nuevas sendas, y permitiendo acercar a la población a la naturaleza y lo rural en general, satisfaciendo de tal forma una demanda creciente del uso eco-recreativo del campo. 

Se pretende así dotar al municipio de una red de itinerarios de gran longitud mediante la recuperación de infraestructuras existentes, en desuso o no y encabezar una propuesta de turismo medioambiental que permita además de lo anteriormente expuesto, la creación de empleo verde, en unos momentos en los que cualquier iniciativa en ese sentido debe ser valorada.

Todo ello, en aras de promover la calidad de vida y la salud de la población, colaborar en la educación ambiental, desarrollar el turismo ambiental y cultural, poner en valor los recursos patrimoniales naturales y culturales disponibles y defender los Dominios Públicos Hidráulico y Terrestre. También se ha transmitido la importancia de que el ciudadano se acerque al medio rural para descubrir la biodiversidad y el patrimonio natural.

Tanto las autoridades locales y provinciales, como las asociaciones medioambientales, tienen la obligación de promocionar turísticamente las poblaciones de Guadalajara, recuperar su historia y favorecer su conocimiento. Las mujeres y los hombres que durante siglos transitaron por estos caminos, tuvieron la suerte de ver unos paisajes que dejaron en sus retinas el esplendor de nuestra riqueza medioambiental. 

Abre los ojos, agudice los sentidos y déjate llevar por un paisaje que te invitará a repetir.


Prólogo

El Municipio de El Casar se localiza en la Campiña Baja (Guadalajara), lindando con la Comunidad de Madrid; el efecto frontera ha condicionado su desarrollo urbanístico y demográfico.

En los últimos veinte años, la desaparición de masa forestal en la comarca ha estado muy ligada a la expansión urbanística. Las ampliaciones de suelo urbano se han ido realizando en urbanizaciones ubicadas frecuentemente sobre las escasas formaciones boscosas naturales presentes en la zona. La expansión urbanística también ha ido ligada a un paulatino abandono de las actividades económicas tradicionales: explotaciones agrícolas de secano y explotación ganadera.


A pesar del enorme crecimiento urbanístico que ha experimentado la zona, todavía existen, dispersas entre las poblaciones de El Casar-Mesones, masas de encinar y dehesas, como los encinares al Norte y Este de Mesones, encinares entre los arroyos de Valdespino y la Galga, encinares del margen izquierdo del arroyo de la Galga, El Chaparral y Cerro de los Olivos, encinar de Las Cabezadas-Montezarzuela y encinar al Norte de Valdelosllanos. En concreto, el encinar de Las Cabezadas-Montezarzuela está considerado como uno de los bosques más representativos de encinar mediterráneo y de los encinares mejor conservados de La Campiña Baja de Guadalajara. 


Todo el Término Municipal de El Casar es una zona de especial calidad e importancia para la protección de especies de tipo estepario debido a que los extensos cultivos cerealistas de la zona contribuyen al mantenimiento de diversas poblaciones avifaunísticas. El Casar constituye un corredor ecológico, prolongación natural de la zona LIC (Lugar de Interés Comunitario) nº ES3110001 “Cuenca de los Ríos Jarama y Henares” y de la ZEPA 139 de la Comunidad de Madrid. Además, el término municipal se encuentra lindando al noreste con la ZEPA 167, “Estepas cerealistas de La Campiña”, al norte con las zonas LIC “Rañas de Matarrubia, Villaseca y Casas de Uceda” y “Lagunas de Puebla de Beleña” y al oeste con la zona LIC “Riberas del Henares”. En toda la comarca se encuentran especies especialmente protegidas como las avutardas (Otis Tarda) y el Águila Imperial Ibérica (Áquila adalberti) pero además abundan los aguiluchos cenizos, perdices rojas, cernícalos primilla, sisiones, y codornices.

Los principales arroyos, Valdespino, La Galga y del Casar han originado ricos hábitats de ribera. Cabe destacar la ribera del arroyo de la Galga que discurre por una depresión NE-SO, entre Mesones y El Casar, ocupada por bosque de encinar, enebros y jaras.

Por último mencionar, como otro elemento natural muy característico de la zona, las abundantes navas/navajos o lagunas temporales que existen en la comarca. Además de su valor paisajístico las navas favorecen la abundancia de aves en su entorno.

Arroyo de La Galga a su paso cerca de la urbanización “Lago de Jaral”


Inventario del Medio

Las sendas discurren por diferentes tipos de terrenos:


  • Terrenos públicos y caminos rurales ya existentes 
  • Terrenos privados: cultivos de secano (cereal) y sendas de acceso a dichos cultivos. 
  • Calles o pistas dentro de las urbanizaciones existentes en el término municipal: Las Colinas, Nuevo Mesones. 
  • Cortafuegos (Mesones) o vías Pecuarias (El Casar o Mesones). 
Asimismo las sendas atraviesan parajes especialmente protegidos por el POM de El Casar, como “Suelos rústicos no urbanizables de Protección Medioambiental” (reciben esta denominación la mayoría de las masas forestales del término municipal) o bien por vías pecuarias, navas o ribera de los arroyos, áreas protegidas como “Suelos rústicos no urbanizables de Protección Natural”.

Por último comentar que todo el término municipal (cultivos, bosques, riberas) constituye coto privado de caza (mayor y menor), actividad que habrá que compaginar con las actividades deportivas y de ocio que comenzarán con la puesta en marcha del proyecto de sendas. 


Descripción de las Sendas

Son dos rutas las que se proponen a lo largo del Término Municipal de El Casar-Mesones. Ruta RU-1: Mesones-Arroyo de la Galga, ruta RU-2: Las Colinas-El Chaparral.

La ruta RU-2 se propone como ruta de senderismo y cicloturismo. En el caso de la ruta RU-1, se propone únicamente como ruta para senderismo dado lo abrupto del terreno. Los recorridos oscilan entre 6-7km. La ruta que reviste mayor dificultad, es la RU-1, al ser bastante abrupta mientras que la ruta RU-2 presenta trayectos bastante planos en general aunque algún tramo pueda revestir de mayor dificultad por la inclinación del terreno.

En general las sendas no están en mal estado aunque pueden necesitan alguna labor de acondicionamiento, principalmente para facilitar el paso de bicicletas. 

Todas las sendas aprovechan antiguos caminos forestales, rurales o bien pistas utilizadas por los agricultores para acceder a sus tierras de labor. En la ruta RU-1 parte de la senda discurre por unos cortafuegos y por la ribera del arroyo de la Galga, que también corresponde a una vía pecuaria. En esta ruta existe un tramo que hay que realizar actualmente bordeando las tierras de labor, de 0.99 km. En el futuro sería importante poder completar la senda realizando en esos 0.99km un nuevo tramo de camino. En la RU-1, será asimismo necesario instalar barreras de protección en las zonas cercanas a las cárcavas, para evitar posibles accidentes de los visitantes. 

Uno de los criterios más importantes para la selección de las sendas ha sido precisamente el que tengan fácil acceso y se aprovechen caminos ya existentes. Otros criterios para su selección han sido la existencia de aspectos naturales (bosque, fauna, flora, avistamientos de aves), geológicos (navas, cárcavas o “badlands”), culturales o de otro tipo, con el fin de situar puntos de interés y ramales que conduzcan a los mismos. Obviamente se pretende dar un contenido temático a todas las rutas, con el fin de dar a conocer los valores ambientales, turísticos y culturales de la zona.

En el mapa topográfico se puede observar en azul el término municipal de El Casar y en rojo las dos sendas propuestas de norte a sur: RU-1 (Mesones-Arroyo de La Galga), RU-2 (Las Colinas-El Chaparral).

Las rutas evitan las zonas de mayor interés natural (por fauna o densidad de encinar) para evitar su deterioro, discurriendo por zonas de interés ambiental pero ya con influencia antrópica establecida.

Mapa topográfico 1:50,000 mostrando en color azul el Termino Municipal de El Casar y en rojo las dos rutas propuestas: RU-1 Mesones-Arroyo de La Galga y RU-2 Las Colinas-El Chaparral. 


SENDA RU- 1. Mesones-Arroyo de la Galga

Recorrido 6.60 Km
Tiempo para realizar el recorrido andando: dos horas
Dificultad: media


La ruta parte del mismo pueblo de Mesones dónde se puede aparcar el coche y dónde existen buenos restaurantes. Tras visitar la Ermita de la Soledad comenzamos a subir el camino que discurre paralelo a la carretera Mesones-El Casar o bien atravesar la urbanización Nuevo Mesones, que ocupa una antigua dehesa. Al llegar al cruce entre la carretera de Mesones con la GU-1057, podemos visitar dos navas naturales, situadas entre la GU-1057 y la urbanización. Las navas son un lugar óptimo para avistar distintas especies de aves. Cruzamos la GU-1057, hacia una finca vallada situada justo en frente a la entrada de “Nuevo Mesones” y continuamos la ruta tomando la senda que discurre bordeando dicha finca y alejándonos de la carretera.

Avanzando por la senda tenemos a la derecha los encinares y la depresión del Arroyo de La Galga y a nuestra izquierda los campos de cultivo que cubren “El Llano de la Mesa”. En el Llano es fácil avistar el Águila Imperial, ya que toda la zona es área de campeo de la misma.

Siguiendo por la senda vamos dejando a nuestra derecha diferentes cortafuegos que bajan verticalmente hacia el arroyo. Estos cortafuegos presentan importantes procesos de erosión. Pasaremos junto a una nava, excavada artificialmente, y que tiene agua buena parte del año, al almacenarla en el substrato arcilloso de la “Raña de El casar”.

Hay un momento en el que la senda desaparece teniendo que caminar sobre la zona cultivada hasta llegar a un cortafuego por dónde bajaremos hasta la ribera del arroyo de La Galga. Bajando por el cortafuegos la panorámica es de gran belleza, pudiéndose apreciar el encinar y las dehesas a ambos márgenes del arroyo, y el paisaje de cárcavas que se originan por erosión del suelo.

Cárcavas y encinares del margen izquierdo de la Galga 

Es de especial interés en este punto observar la importante erosión hídrica en los suelos de Raña en las zonas del escarpe, principalmente debido a la inclinación del terreno y a la ausencia de cobertera vegetal. Es fácilmente apreciable cómo los procesos erosivos están más desarrollados en la zona dónde el escarpe parte directamente de los campos de cultivo o áreas roturadas, sin la protección que aporta la existencia de una franja de vegetación de encinar y monte bajo entre ambas áreas. Toda la zona presenta un importante proceso erosivo, en el que el talud va avanzando de forma sucesiva hacia el Llano. 

Bajando por el cortafuegos se observa todo el valle: Las Colinas-El Chaparral hacia el sur, la finca de “Casas del Rábido” justo a nuestra izquierda y hacia el Norte la urbanización Lago de Jaral y el pueblo de Mesones. Llegamos al arroyo de La Galga justo dónde está cerrado su cauce en el límite con una finca privada. La vegetación de ribera ha crecido contra la valla desproporcionadamente originando una auténtica muralla de matorral espinosos que dificulta el acceso al cauce del arroyo. 

Unos metros más hacia el norte, cruzamos el arroyo y empezamos a subir por su ribera hacia la urbanización Lago del Jaral. Atravesamos una zona dónde la vegetación de ribera es exuberante ya que el cauce del arroyo tiene agua buena parte del año. Esta zona es óptima para el avistamiento de diferentes especies de aves. 

Foto satélite área de la ruta RU-1. En rojo marcados puntos de especial interés natural o cultural.

Información general de la ruta RU1. 

1 Punto de partida: Pueblo de Mesones: Situación geográfica en el término municipal y puntos culturales de interés. Ver Cuadros: Historia de Mesones, La Ermita de La Soledad y El Despoblado del Alberruche. 

Mesones de Uceda 

Fueron los pueblos carpetanos y olcades (iberos) dedicados al pastoreo, los primeros que habitaron estas tierras antes de la era cristiana. Son múltiples los lugares de esta zona donde se han encontrado necrópolis y acrópolis celtibéricas, documentando gran cantidad de elementos de su cultura material y su forma de vida. 

Las guerras de los celtiberos contra el invasor romano duraron más de 60 años y acabaron con la victoria de estos últimos. No existen muchos vestigios en la región, siendo los más interesantes los de Azuqueca, son una serie de construcciones y templos del siglo I a.C, y los de Fontanar, situada en la "vía romana" de Mérida a Zaragoza, y fue, por lo tanto, un lugar muy frecuentado, quedando algunos restos de villas romanas. 

En el siglo VII, llegaron los árabes e invadieron la región. Esta zona se convirtió en esa época, básicamente, en un lugar de paso entre el norte de la península y el Al- Andalus. De estos pueblos, casi lo único que queda es la raíz de algún topónimo, así como también algún resto de fortificación como el de la villa de Uceda. 

Durante el periodo de la reconquista en los siglos XI y XII, en esta zona se libraron importantes batallas entre tropas cristianas y árabes. 

Una vez terminada la reconquista, el reino de Castilla repobló la zona que se encontraba prácticamente deshabitada, mediante un efectivo sistema de repoblación basado en administraciones con autonomía, denominadas comunes de Villa y Tierra. Algunos ejemplos son villas como Matarrubia, Membrillera, Mesones, Pinilla de Jadraque, Usanos....

Después de la reconquista, el lugar estuvo casi en su totalidad, controlado por los arzobispos toledanos; mientras que el resto del territorio pertenecía a los señores de Mendoza y el Señorío Mendocino.

Después del siglo XVIII, las guerras que azotaron la comarca y la proliferación de bandoleros, acabaron provocando un irremediable y progresivo decrecimiento demográfico y la marginación económica de estas tierras. 

A principios de siglo, esta zona se encontraba prácticamente deshabitada, dedicada única y exclusivamente a la agricultura de subsistencia, siendo una de las zonas más pobres de España. 

Mesones, donde se puede apreciar la belleza gótica de la Iglesia de Santa María (siglo XVI) 


Mesones de Uceda.- Ermita de la Virgen de la Soledad 
Situación: Al norte del caserío y adosada al cementerio. 

Descripción: Es un edificio de planta cuadrada con un sencillo atrio sobre el muro sur del edificio, y sujeto por dos columnas de piedra y sobre los capiteles de las columnas podemos leer una inscripción que dice: “ENERO 1952”, fecha de una restauración poco acertada. 

El acceso a la ermita se realiza a través de una puerta en forma de arco de piedra y sobre ésta hay una placa de cerámica con la inscripción “HERMITA DE LA SOLEDAD”. 

En el interior se guarda una talla de la Virgen de la Soledad con un retablo. 

Despoblado del Alberruche 

Sitio de Alberruche, solar de la antigua aldea, despoblada a mediados del s. XVI. 

Tomo III.- Memorial Histórico Español. “Se menciona el despoblado de Alberruche (o Alderruche como se le llama también, y alguna vez Berruche) en las relaciones de Mesones y de El Casar de Talamanca, y en particular en la última, por haberse unido a esta villa aquel lugar cuando ya no le quedaba suficiente vecindario para mantenerse. Por fortuna se conserva el documento notarial relativo á la unión, y de él tomo las noticias que siguen. 

Reunidos ambos concejos en El Casar, y por virtud de licencia del arzobispo de Toledo D. Juan Martínez Siliceo, señor de ambos, quien la dio estando en Talamanca á 17 de Noviembre de 1546, considerando que en Alberruche había ya sólo diez vecinos muy pobres, porque no consentía otra cosa lo estrecho de su término de labranza; que les era necesario abandonar et lugar é irse á otras partes en busca de mejor acomodo y que Alberruche ó Berruche era anejo de El Casar aun en lo eclesiástico, aunque no tenía servicio de culto por no haber clérigo, convenían en unirse á dicho Casar para que uno y otro no tuviesen mas que un término y un solo concejo, á lo que el de El Casar accedió bajo las siguientes condiciones principales, muy interesantes porque dicen de qué manera se hacían entonces estas anexiones: 

Que el concejo de El Casar recibiría todas las alcabalas y servicios, pecho forero, etc. 
Que recibiría los términos de Alberruche que se describen, pagando los tributos á que estaban sometidos. 
Que se eximiría de ciertas prestaciones personales á los vecinos del otro lugar. 
Que unos y otros vecinos disfrutarían con sus ganados de pastos, yerbas, aguas, leñas y demás beneficios comunes. 
Que á los vecinos de Alberruche se les daría casas, huertas, bodegas y corrales, como los tenían en su pueblo, libres de censo ó con precio tasado. 
Que el concejo de El casar daría la caridad que daba el otro en las fiestas de las letanías. 

En 24 de Octubre de 1546 se hizo este convenio, que puso fin á la existencia de Alberruche, aunque no sabemos si todavía quedaron en él algunos vecinos. Pero se extinguieron al fin, y el tiempo pasó su rasero inexorable sobre aquel lugarejo, cuyos cimientos aún se ven á flor de tierra”. 


2 Navajos o Navas naturales: formación, mantenimiento y usos.

Las abundantes navas naturales (lagunas temporales) que se crean a favor del sustrato impermeable de los suelos arcillosos y de “La Raña de El Casar” pueden llegar a deteriorarse y cegarse debido principalmente a la proximidad a las mismas de los cultivos. La tierra removida de las zonas roturadas tiende a cegar/colmatar las navas rápidamente. El interés de estas navas no es únicamente paisajístico y para las aves ya que se les puede dar el uso tradicional como abrevadero para el ganado y para riego.

NECESITAMOS UNA FOTO

El Llano de La Mesa: avistamiento de aves y en particular de Águila Imperial. Cultivos de cereal y su relación con las aves esteparias. ZEPAS y Zona LIC. Señalización de cada nava (dos naturales y una artificial). 

NECESITAMOS UNA FOTO


3 Procesos de erosión. Formación de cárcavas. Vegetación: Bosque de encinar con enebros y Jaras. Fauna de jabalíes, corzos. Aves representativas.


Cárcavas y pérdidas de suelo 
Los suelos predominantes en el término municipal son arcillosos y los constituidos por la formación de “La raña del Casar” (arcillas y conglomerados). Estos suelos son muy frágiles y fácilmente erosionables. 

El área más afectada por la erosión del suelo es la depresión del arroyo de la Galga donde el grado de erosión se puede clasificar entre moderada (erosión frecuente en surcos) y severa (formación de zanjas y cárcavas). Los bordes de la depresión presentan una importante inclinación que fomenta de forma natural la creación de de cárcavas. A las condiciones naturales por el tipo de suelo y la inclinación del terreno se le unen las actividades antrópicas lo que está dando lugar a un rápido proceso de pérdida de suelo y desertización. Las construcciones realizadas lindando con zonas de cárcavas (ver foto: urbanización de Lago de Jaral), Las zonas roturadas en terrenos inclinados (cultivos), los cortafuegos realizados perpendicularmente a las curvas de nivel o los cultivos (zonas roturadas) que se apuran hasta el mismo límite de la depresión del arroyo de la Galga aceleran enormemente el proceso erosivo. 


En la fotografía se observa el típico paso entre la llanura cultivada de secano y el escarpe. La cubierta vegetal (encinas) protege en general de la erosión, aunque dónde la inclinación del terreno es grande es inevitable que se produzcan dramáticos procesos de erosión hídrica. El riesgo de erosión es muy alto en todo el Término Municipal, siendo por tanto imprescindible conservar la cobertera vegetal para impedirlo. 

El paulatino avance del talud se puede observar en las zonas limítrofes entre La Llanada y El Llano de La Mesa (área de cultivos) y el escarpe, en las cercanías de El Casar (norte de la urbanización Las Colinas). Los cultivos se apuran hasta los márgenes de la depresión sin una zona de vegetación (monte bajo, encinar) que atenúe los desprendimientos de tierra e impidan el avance del proceso de formación de cárcavas. 

Detalle del suelo de Raña con la cobertera vegetal de encinar. 

Vegetación 

El paisaje está dominado por los cultivos agrícolas de secano con manchas arbóreas de quercíneas y enebrales arborescentes. 

NECESITAMOS UNA FOTO

Los encinares y dehesas del margen izquierdo de La Galga, Norte de Mesones, El Chaparral, Montezarzuela-Las Cabezadas y Norte de Valdelosllanos, son las únicas masas forestales bien preservadas en el término municipal El Casar-Mesones. Los encinares de la zona han ido disminuyendo debido a la influencia antrópica: al uso tradicional agrícola y en los últimos años al desarrollo urbanístico. Los encinares tienen una importante función ecológica por el poder de retención del suelo y por constituir biotopos para la cría y refugio de muchas especies de fauna. Destacar la importancia del encinar de Las Cabezadas-Montezarzuela, considerado como uno de los mejor conservados en La Campiña Baja. 

NECESITAMOS UNA FOTO

Además de los encinares y dehesas, tiene gran importancia La vegetación de ribera, (especialmente desarrollada en la llanura aluvial del arroyo de la Galga). La vegetación predominante son matorrales espinosos y herbáceos hidrófilos que se mantienen a partir de la humedad de los arroyos. También cabe destacar el desarrollo de choperas. 

Fauna 

En relación a la fauna todos los biotopos de la comarca presentan riqueza de especies catalogadas de interés especial en Castilla-La Mancha. Son importantes el biotopo forestal y de dehesa aunque los biotopos que presentan mayor número de especies exclusivas y vulnerables corresponden a los medios ripario y de cultivo. 

NECESITAMOS UNA FOTO

El Término Municipal de El Casar es la prolongación dentro de la provincia de Guadalajara de la zona LIC (Lugar de Interés Comunitario) nº ES3110001 “Cuenca de los Ríos Jarama y Henares” de la Comunidad de Madrid, zona que asimismo constituye la ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) nº 139 “Estepas Cerealistas de los Ríos Jarama y Henares. Asimismo, el término Municipal está próximo a la ZEPA 167 “Estepas cerealistas de la Campiña” y linda al norte con la zona LIC “Rañas de Matarrubia, Villaseca y Casas de Uceda”. El espacio ocupado por el Término Municipal de El Casar comparte las mismas características bioclimáticas, paisajísticas, de flora y de fauna que las zonas de especial protección anteriormente citadas que se incluyen dentro de la Red Natura 2000. 

NECESITAMOS UNA FOTO

Es importante resaltar que las zonas catalogadas como ZEPAS colindantes con el Municipio son dos áreas muy importantes de reproducción de Avutarda (Otis tarda), de la Comunidad de Madrid: la de Talamanca- Valdetorres (la más importante de la Comunidad de Madrid) y la de Ribatejada- Valdetorres (Juan C. Alonso, Carlos A. Martín, Carlos Palacín, Marina Magaña & Beatriz Martín, Dristribution, size and recent trends of de Great Bustard Otis Tarda population in Madrid Region, Ardeola 50(1) junio 2003). Asimismo son zonas de distribución de otras especies protegidas como Aguililla calzada (Hieraaetus pennatus),Alcaravan ( Burhinus oedicnemus ), Aguilucho cenizo (Circus pygargus ), Ortega (Pterocles orientales), Aguilucho Palido (Circus cyaneus ), Sison (Tetraz tetraz ), Buitre Negro (Aegypius monachus) Aguila imperial Ibérica (Aquila adalberti), Cernicalo primilla (Falco naumanni), Milano Negro (Milvus migrans), Aguila Real (Aquila chrysaetos), Milano Real ( Milvus milvus ) y Buitre leonado (Gyps Fulvus), estando constatada la presencia de todas ellas en el término municipal de El Casar, en citas reiteradas en paso, distribución o cría. 

En las zonas de masa forestal abundan los jabalíes y corzos. Prácticamente todo el municipio constituye coto de caza menor (conejos, perdices) y en los encinares del Norte de Mesones y La Galga, caza mayor (Corzos y Jabalíes) 

4 Arroyo de La Galga: Flora y fauna de ribera. Área recomendada para avistamiento de aves. 

NECESITAMOS UNA FOTO

5 Las Choperas, la deforestación de la zona. Vía pecuaria.

NECESITAMOS UNA FOTO

Seguimos la senda, atravesando la zona sur de Lago de Jaral y las choperas del arroyo hacia Mesones. Esta senda es vía pecuaria. La ruta termina al llegar a nuestro punto de partida, el pueblo de Mesones. En la zona se avistan numerosas aves, algunas protegidas como las Avutardas. También es frecuente ver corzos e incluso jabalíes.

Bibliografía

  • Proyecto para la señalización de rutas en la finca “Dehesa Común de Solanillos” y alrededores. T.M. Mazarete, Guadalajara, Octubre 2007 
  • El Camino de los Tratantes - Por tierras del Señorío de Molina- A. De Juan-García, M. Martín Aranda, Colección Caminos de Guadalajara, Volumen 6, 2008 
  • El Camino del Cid, A. de Juan, M. Martín. Colección Caminos de Guadalajara Volumen 4, 2007 
  • Plan de Acción Local- Agenda 21 Local- El Casar- Diputación de Guadalajara, Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, Universidad de Alcalá cátedra de Medioambiente y Ayuntamiento de El Casar. Julio 2008 (Borrador) 
  • La Historia de El Casar. Antonio Herrera Casado, AACHE Ediciones, 1991 
  • Web de la JCCM: 
http://pagina.jccm.es/medioambiente/index2.htm 
  • Web IU El Casar- http://www.iuelcasar.org/ 
  • Urbanismo: POM y alegaciones de IU al POM de El Casar
  • Mapas del recorrido: Hojas 1:50,000 (Marchamalo-510) del Centro Nacional de Información geográfica (Instituto Geográfico nacional). 
  • Foto satélite: Google Earth: www.earth.google.es


SENDA RE- 2. RU-2 Las Colinas-El Chaparral

Recorrido:
Tiempo para realizar el recorrido andando:
Dificultad:


No hay comentarios:

Publicar un comentario